domingo, 29 de marzo de 2009

Solos en la madrugada

Enlaces a esta entrada

Eramos tan jóvenes

Poemas para una mujer casada

Enlaces a esta entrada



Permíteme que te diga que te amo,
aunque no esté de moda decir eso.
Déjame que acaricie tus cabellos
y cobije tu mano entre mis manos.

Permíteme que te regale flores
y te lleve a cenar a un rincón íntimo.
Aunque no esté de moda ser romántico
déjame ser romántico esta noche.

Voy a hablarte de un niño con tormentas
que rompen en el cielo de su boca,
de símbolos grabados en las rocas
donde nacen canciones y leyendas.

Te voy a transportar a un mundo mágico
escondido detrás de los espejos;
profunda madriguera de conejos
construida en los abismos de un océano.

Y todo para que esta noche sepas
que sueño con poblar tu bajo vientre
y bajarte las bragas con los dientes
y mancharte de babas las orejas.

Que ardo en llamas de angustia y de deseo
cegado por el brillo de tus medias,
adicto a la textura de la seda
que, en brocados, remata tus ligueros.

Si me pierdo debajo de tu blusa
me hallarás aferrado a tus pezones.
Sobre el flan de tus pechos mis razones
someten al placer cualquier excusa.

Y todo para que esta noche olvides
que tienes un marido y otra cama,
que este juego se acaba con el alba,
que mañana volverás a tus rediles.

Y, tal vez, otra noche como esta
el destino nos junte en algún puerto
y de nuevo, apartándote el cabello,
susurraré en tu oído mis poemas.


MÁXIMO HERRERA

martes, 24 de marzo de 2009

Mónica de Buenos Aires

Enlaces a esta entrada
Click to play this Smilebox photobook: blogger
Create your own photobook - Powered by Smilebox
Make a Smilebox photobook
Enlaces a esta entrada

MANTENTE APARTADA

Permite que vuele, que me aleje, que me marche.No hagas preguntas que no podré contestar.Solo deja que extienda mis alas por esos cielos que imagine,para evadirme por un instante de tanta angustia.Mantente apartada de mi lado, otórgame el espacio que preciso.Pero no te alejes mucho, solo lo suficiente,que yo pueda percibirte y saber que estas y estarás siempre,dispuesta para acudir fielmente a mi llamado.¿Sabes que pasa, amiga mía?Es que siento dolores nuevos en esas heridas viejas,que pensé de manera inocente que estaban cerradas,y que el desamor volvió a rasgarlas de nuevo,con la daga insensible de la perfidia.Necesito llorar como un niño aterrado,gemir en la oscuridad como un perro maltratado,pero no quiero ver mi dolor reflejado en tus dulce mirada…ni escuchar tus mensajes de vano consuelo.Pero te suplico…no cierres del todo la puerta de tu corazón querido,por si al concluir este encierro mío en el tormento,necesito las bondadosas caricias de tus manos.

De mi Amiga y Poeta Salteña, Mónica Ovejero