domingo, 27 de septiembre de 2009

Mujer al Sol

Enlaces a esta entrada


Una mujer al sol es todo mi deseo,

viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz

y la flor de los labios abierta para el beso

y en la piel refulgente el polen de la luz.

Una hermosa mujer, los senos en reposo y
caliente de sol,

nada más se precisa.

El vientre terso, el pelo húmedo y una sonrisa
en la flor de los labios,

abierta para el gozo.

Una mujer al sol sobre quien yo me arroje

y a quien beba y me muerda y con quien me lamente,

y que al someterse se enfurezca y solloce,

e intente rechazarme, y que al sentirme ausente

me busque nuevamente y se quede a dormir

cuando yo, apaciguado, me disponga a partir.


(Vinicius de Moraes)

Mis Amigos me premiaron

Enlaces a esta entrada





Gracias Lucia!!!!




Tiene reglas hay que pasarselo a los amigos:



sábado, 26 de septiembre de 2009

Mujer Madura

Enlaces a esta entrada

La Mujer Madura sabe lo que realmente quiere...Se conoce lo suficiente a sí misma para saber dónde...cuándo...cómo y con quién quiere realizar algo...sin importar el qué dirán y...aún muchas veces por encima de la opinión de su pareja...esto es Sinceridad...
La Mujer Madura nunca se involucra en un escándalo...Si descubre una infidelidad...no se pondrá a la altura de ninguna otra mujer...sino que conservará su compostura con firmeza y decisión...pero sin vacilar un instante para poner en su sitio a quien la traiciona...esto es Dignidad...
La Mujer Madura conoce sus Atributos y...no siente temor ni celos de reconocer los de otra Mujer...aunque no sea de su agrado...porque ella sabe que para cada quién Existe su cada cual...esto es Equidad...
La Mujer Madura no necesita que su pareja le de un calendario de actividades para ella saber dónde está y qué hace...porque se siente Ama y Señora de la situación...esto es Seguridad...
La Mujer Madura no revisa a su pareja cuando llega...ni le despierta a media noche para preguntarle qué está pensando...sabe que su compañero está con ella y... no necesita reafirmar su seguridad en sí misma con estos detalles...esto es Carácter...
La Mujer Madura mantiene su espacio y no invade el de su pareja...sabe reconocer que no es propiedad ni tampoco propietaria de nadie...porque tiene Amor por sí Misma y por su Compañero...esto es Respeto...
La Mujer Madura sabe aceptar las diferencias de gustos sin hacer pataletas para salirse con la suya...acepta sus derrotas sin manipular la situación...esto es Humildad...
La Mujer Madura no se guarda una palabra de apoyo o...un gesto de aprobación... porque conoce el valor de sentirse Apreciada...esto es Generosidad...
La Mujer Madura no busca vengarse con las mismas armas...ella conoce el Dolor que ocasiona y...cuánto lastima una palabra o...un gesto inoportuno...esto es Lealtad...
La Mujer Madura no teme decir la Verdad de una manera clara y serena...sin enmascarar sus sentimientos...pero sin lastimar al otro...esto es Honestidad...
La Mujer Madura no necesita poner un espía detrás de nadie...a ella le basta una mirada para develar el Alma de quién comparte su Vida...esto es Confianza...
La Mujer Madura ha aprendido a interpretar la vida...conoce su lugar y lo asume con propiedad...porque conoce su papel en la Vida...Ama simplemente y...se deja Amar...esto es Sabiduría...

Luis A. Cáceres Gómez

sábado, 19 de septiembre de 2009

No entiendo por qué volviste

Enlaces a esta entrada

"(...) -No entiendo por qué volviste.Y retira la mano. La mano de Mariano queda sola sobre la mesa, con la palma vuelta hacia arriba. Tiene la línea de la vida larga pero muy tajeada. -No entiendo. Me habías dicho: "No nos vamos a ver más. Somos libres". Yo me quedé muda mirándote la espalda y te perdiste en la esquina de la estación. ¿Qué esperabas? ¿Que te corriera atrás? ¿Que te llamara a gritos? ¿Para qué quería yo esa libertad que me regalabas? ¿Para qué la quería?(Mariano escuchaba los ecos de sus propios pasos y llevaba la cabeza vacía por dolorosa victoria de la voluntad, pero al llegar a la estación del ferrocarril se le metió por los oídos el estrépito de la máquina aproximándose, y entonces supo que desde ahora le harían falta los navegantes misteriosos que tan a menudo se perdían, por puro gusto, en los desfiladeros de niebla de la memoria o la imaginación de esta muchacha. Trepó por los peldaños de fierro y supo que ella sería, desde ahora, una nuca entrevista en la muchedumbre o un perfil que se escapa, una voz adivinada entre otras voces. Que él se daría vuelta bruscamente y echaría a correr y tomaría a una mujer por el brazo: que se equivocaría siempre. Entró al vagón de pasajeros y se sentó en uno de los viejos asientos de paja de la época de los ingleses y supo que ella persistiría: escuchó el traqueteo de las ruedas sobre los rieles y supo que ella persistiría, persistirá: en verano, en los túneles de hojas, convertida en un sanantonio que te camina por el brazo, o en las noches de julio, llenando una silla vacía en la complicidad humosa de los cafés. Llegó a destino y se bajó, mareado, y seguía sabiendo que ella continuaría oliendo a sí misma en su memoria, deambulando desnuda por la región nochera de sus sueños: que ella sería, que será, una cicatriz que a veces hace cosquillas y a veces late y a veces arde y a veces duele. Y sintió la necesidad de volver y por lo menos decir: "Nunca nada". Por lo menos decir: "Como esto, nunca nada". Y no volvió.) - Clara.- Sí. (...)

"La Canción de Nosotros, 1975.

Eduardo Galeano

sábado, 12 de septiembre de 2009

EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS.

Enlaces a esta entrada




“..Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa.........

Sin muchas golosinas en el paquete...

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…..
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Sí…. tengo prisa… por vivir con la intensidad, que solo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna, de las golosinas que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás


Mensaje de Mario de Andrade (Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño)

jueves, 10 de septiembre de 2009

Secreto a Voces

Enlaces a esta entrada


¿Como se llama él? me han preguntado,
y yo queriendo proteger nuestro secreto
¿Como se llama quién? he contestado,
y más que una contesta es casi un reto.

A nadie le diré que es ese amigo
jovial, atento, serio y respetuoso.
Que en todos los momentos está conmigo,
y aún en la tormenta, trae reposo.

Yo no comentaré de su existencia
a no ser que me vean a su lado.
Y aún así, he de tener prudencia
para que no sospechen que lo amo.

Guardaré ese secreto que es mi gloria,
sin pronunciar tu nombre ni apellido.
Porque entonces iba a cambiar la historia,
del dulce amor que nos mantiene unidos.

¿Como se llama él? aún me preguntan,
porque tal vez sospechen que es concreto,
que los dos nos amamos como nunca,
¡aunque a voces guardemos el secreto!


Patricia Sereno

domingo, 6 de septiembre de 2009

Poemas de Antonio De Saavedra

Enlaces a esta entrada


A veces cuando enciendes el fuego.
Reconozco las amables lluvias
Nacidas entre las nubes
de tu aroma de lejano jardín de galaxias
Y su calor derrite toda tristeza
abriga toda alegría
Palpitan los cuerpos herbosos
Como en un día de otoño en los parques
Cuando suena el viento inmaculado
Y se entregan para ser retratados en copos de nieve
Traigo fértiles presencias y recuerdos
Para que aún vibren en nuestros pechos el cielo y el mar
Porque te amo girando mi silencio de entresueño
Hacia tus manos pintoras
Pues te doy estas palabras de fruta fresca
Las que conoces desde el nido
Tú las alimentas con porciones de sombras
Con vaho de neblinas con gotas de mercurio
Cuando abren sus párpados ellas te buscan entre las flores
Y les das todo el cariño que te sea posible
Encuentro en los árboles hermosos insectos
Hijos de la luz y del agua
Con el que les das aliento y vida
Ahora todo ha quedado ordenado
Cada estrella en su órbita
Cada ojo en su espejo cada corazón en su esplendor.
Y nuestro amor en continuo movimiento hacia la eternidad

Antonio de Saavedra

Hemos caminado de la mano

Enlaces a esta entrada

Con viejitas y niños mirando/ con perros fornicando de testigos/ bajo las luces artificiales de la capital que carece de estrellas todos los veranos.// Hemos descarnado nuestras bocas con el filo infantil de nuestros dientes de hombre, que comparados con los de cualquier animal no serían más que materia maleable.// Hemos empapado de saliva nuestros cuellos/ en el transporte urbano/ a plena mañana/ con jugo de limón/ al caer la tarde// Hemos abrazado nuestras lenguas como si las despedidas significaran que alguno va a morir al bajar del bus/ hemos dañado nuestras pieles/ arañando la almohada/ destruyendo las cabeceras de las camas/mezclándonos entre la ropa que huye despavorida ante estos huracanes producidos por las variaciones climáticas que se generan entre nuestros cuerpos.// Hemos intercambiado temperaturas//ya no soy más un iglú cerrado por derribo donde mean los osos polares// ahora mi cuerpo es un charco tibio donde los gorriones vienen a limpiarse las plumas y a beber con los amigos.

Publicado por Poemas Co., Karina Valcarcel