viernes, 28 de mayo de 2010

ALFONSINA STORNI Y EL AMOR

Enlaces a esta entrada
Ahora quiero amar algo lejano...
Algún hombre divino
Que sea como un ave por lo dulce,
que haya habido mujeres infinitas
Y sepa de otras tierras, y florezca
La palabra en sus labios, perfumada:
Suerte de selva virgen bajo el viento...
Y quiero amarlo ahora. Está la tarde
Blanda y tranquila como espeso musgo,
Tiembla mi boca y mis dedos finos,
Se deshacen mis trenzas poco a poco.
Siento un vago rumor... Toda la tierra
Está cantando dulcemente... Lejos
Los bosques se han cargado de corolas,
Desbordan los arroyos de sus cauces
Y las aguas se filtran en la tierra
Así como mis ojos en los ojos
Que estoy sonañdo embelesada...
Pero
Ya está bajando el sol de los montes,
Las aves se acurrucan en sus nidos,
La tarde ha de morir y él está lejos...
Lejos como este sol que para nunca
Se marcha y me abandona, con las manos
Hundidas en las trenzas, con la boca
Húmeda y temblorosa, con el alma
Sutilizada, ardida en la esperanza
De este amor infinito que me vuelve
Dulce y hermosa...

 




jueves, 27 de mayo de 2010

COMO TE DIGO QUE TE QUIERO

Enlaces a esta entrada
No se como decirte que te quiero de verdad ni tampoco demostrarte que me muero si no estas. Ni se como mantenerte en mi corazon un día más ni explicarte lo que sueño lo que pienso sin pensar.

Pero si que se explicarte porque lloro sin cesar porque mis sueños son tan tristes porque me encuentro en soledad.

Es por las palabras que dijiste aquel día al despertar es porque tu te fuistes y ya no me hablas igual.

Es porque te extraño y no te consigo olvidar es porque te quiero porque te pienso sin pensar"


 
Ana Maria Paz Paz



sábado, 22 de mayo de 2010

Le pregunté a un Ángel

Enlaces a esta entrada

A un  Ángel le pregunté,
¿Cuál es el peor castigo?
Y el Ángel me respondió;
Que entregues tu corazón,
Y las puertas estén cerradas.
...Que entregues tu alma,
Y no haya brillo en sus ojos.
Que entregues tus besos,
Y roces unos labios fríos.
Que entregues tus manos,
Y te encuentres siempre caída.
Que entregues tu sonrisa,
Y no te reflejes en su rostro.
Que entregues tus caricias,
Y no recibas un cálido abrazo.
Que entregues tu llanto,
Y no tengas consuelo.
Que entregues tus sueños,
Y no exista futuro.
Que entregues tus palabras,
Y obtengas un vacío.
Que entregues tu integridad,
Y ganes debilidad.
Que entregues tu espalda,
Y cargues con tu lamento.
Que entregues tu oído,
Y no existan palabras.
Que entregues tu olfato,
Y no haya fragancia.
Que entregues tu cuerpo,
Y no haya valor.
Que entregues tus pies,
Y camines un desierto de agonía.
¡Tú me preguntas!
¿Cuál es el peor castigo?
Y yo te respondo;
Amar... y no ser amado

Desconozco el autor

viernes, 21 de mayo de 2010

Soledad

Enlaces a esta entrada
Soledad es el miedo a enfrentarse con uno mismo presintiendo que la cosa saldrá mal.
La soledad es la respuesta a todas las preguntas existencialistas.

La soledad buscada es autoconocimiento, la impuesta una condena.
La soledad permite adentrarse en el escenario de lo creado, ayuda a empatizar con Dios.

Soledad es el temor a morir sin dejar huella.
Soledad es necesidad.

Soledad es carestía.
Soledad es vivir la más bella de las experiencias y no tener con quién compartirla.

Soledad es sentir la muerte acechante siendo huérfano de espíritu.
Soledad es tener una meta sin nadie que acompañe el camino en ciertas etapas.
Soledad es anticipación y, por contra, meditación.
Soledad es estar rodeado de gente y sentirse miserable.

Soledad es estar en lo alto de la cima y no poder volar para encontrarse con los ángeles.
La soledad es el precio que pagan los genios y visionarios por su osadía.

La mayoría de las personas prefiere estar mal acompañada que sola.
Soledad es tener respuestas y nadie dispuesto a escucharlas.

Soledad es peregrinaje, viajar a la búsqueda de algo que ya estaba en uno mismo antes de partir. Es, por encima de todo, reconocimiento. Y recogimiento.
Por último: La soledad siempre es relativa, no hay soledad absoluta

Desconozco el autor

domingo, 16 de mayo de 2010

SÓLO IMPORTA LA POESÍA

Enlaces a esta entrada

"Apenas la caricia de tu mano.

Mi piel es de cristal cuando me tocas.


¿Qué apaciguada luz, qué temblor hecho brasa se deslíe en mis ojos si me miras?


¿Dónde hiere tu risa y por qué hiere


si con ella me abres la mañana del mundo? Tu existir me hace un dios y tú me creas. No hay mayor claridad ni otro misterio.". Yakeroe

Brillante resplandeciente gema


precioso diamante es tú alma


que me enceguece y quema


que incita acariciarla

Soy conciente que tal joya

nunca resplandecerá en mí


no penderá de mi cuello

no engalanara mí piel


Es entonces...

cuando mi corazón se inflama


cuando todas las hogueras del alma

se encienden


erupciona el volcán

nos fundimos


segregación magmática

la presencia se impone


El dolor de esta conciencia plena

opaca nuestra sonrisa


nos llena de añoranzas

de sueños disparatados


de anhelos que no se cumplirán

Y, la cruda realidad


que este saber

este que estas y no

este que existo y no


Pero a quién le importa

si son nuestras almas
quienes se funden...


(Sólo importa la poesía)

domingo, 9 de mayo de 2010

Mañana

Enlaces a esta entrada


Ayer ?... ¡Eso hace tiempo!...
¿Mañana ?...No nos es permitido saber...
Mañana puede ser muy tarde...
Para decir que amas
Para decir que perdonas
Para decir que disculpas
Para decir que quieres intentar nuevamente...
Mañana puede ser tarde, muy tarde...
Para pedir perdón
Para decir: ¡ Discúlpame, el error fué mío...!
Tu amor, mañana, puede ser inútil;
Tu perdón, mañana, puede no ser preciso;
Tu regreso, mañana, puede que no sea esperado;
Tu carta, mañana, puede no ser leída;
Tu cariño, mañana, puede no ser más necesario;
Tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos...
Porque mañana puede ser muy...¡muy tarde!


Verónica Leguizamón

domingo, 2 de mayo de 2010

Entre mi amor y tu olvido

Enlaces a esta entrada

Abriéndome paso entre arboles
sombríos me interne en un bosque
denso y oscuro como mi alma…
incierto como mi presente…marchito
como mis ilusiones.

Entre sus ramas frondosas el silencio
reinaba como la tumba de mis sueños,
te busque pero solo encontré
el aroma que dejaste impregnado en mi piel,
el sabor de unos besos fugitivos y
tu risa sonora que aun retumba en mis oídos
repitiéndome… mi vida ¡te amor!.

Como corcel cabalgaste en mis pesares,
huiste sin piedad dejando mi corazón sangrando,
mis manos huyeron detrás de las tuyas
pero se sintieron abatidas al no encontrar
tu calor y solo hallaron tu dejadez.

Mis sueños quedaron sepultados en el abandono
que le provoco tu desamor y… me pregunto
¿por qué tuve que conocer el amor?
si al conocerlo solo encontré dolor y traición.
Ahora… sola en mi balcón veo las flores
de mis primavera caer sin piedad en el
camino del olvido.

Ligia Rafaela Gómez Deroy