domingo, 29 de mayo de 2011

Poema para una mujer casada

Enlaces a esta entrada
Permíteme que te diga que te amo,
aunque no esté de moda decir eso.
Déjame que acaricie tus cabellos
y cobije tu mano entre mis manos.

Permíteme que te regale flores
y te lleve a cenar a un rincón íntimo.
Aunque no esté de moda ser romántico
déjame ser romántico esta noche.

Voy a hablarte de un niño con tormentas
que rompen en el cielo de su boca,
de símbolos grabados en las rocas
donde nacen canciones y leyendas.

Te voy a transportar a un mundo mágico
escondido detrás de los espejos;
profunda madriguera de conejos
construida en los abismos de un océano.

Y todo para que esta noche sepas
que sueño con poblar tu bajo vientre
y bajarte las bragas con los dientes
y mancharte de babas las orejas.

Que ardo en llamas de angustia y de deseo
cegado por el brillo de tus medias,
adicto a la textura de la seda
que, en brocados, remata tus ligueros.

Si me pierdo debajo de tu blusa
me hallarás aferrado a tus pezones.
Sobre el flan de tus pechos mis razones
someten al placer cualquier excusa.

Y todo para que esta noche olvides
que tienes un marido y otra cama,
que este juego se acaba con el alba,
que mañana volverás a tus rediles.

Y, tal vez, otra noche como esta
el destino nos junte en algún puerto
y de nuevo, apartándote el cabello,
susurraré en tu oído mis poemas.

Patrocinio Vargas



miércoles, 4 de mayo de 2011

Duele

Enlaces a esta entrada
Duele…
Duele...

Una adiós sin razón,
Duele…
Una herida en el alma!

Duele...
Los recuerdos de tu amor!
El destino de nuestro amor,

Duele…
Tener que olvidar, por olvidar
Resignándose a un adiós no aceptado
Como duele un amor terminado
Cuando apenas en el alma
Había comenzado

Duele…
Ver así alejarse mi esperanza
De volver a verte Duele la ilusión
Que me mantiene viva
Duele en el pecho, en el corazón
Duele en la vida duele en el alma
Un corazón sin amor duele
Y si el amor que era mío es de otra

Me duele…
Duele la fe que se agota

Duele…
La caída de mis alas destruidas
Tras el vuelo a tu encuentro en mis sueños
Lagrimas dolorosas desprendidas
De mis ojos por ti.
Duele el mártir de un pensamiento
Duele las horas ahogadas por el
Tiempo.

Duele, duele…
Como también duele mi corazón
En esta agonía y tormento
Como duele lo que se quiere
Lo que se ama y después se marchita
Igual que las rosas
Me Duele reír también me duele
Llorar a solas en la oscuridad
De mi cuarto.

Duele…
Ver el cielo gris, que sin ti no es azul

Duele…
El ser indiferente, duele el pasado
Duele el futuro, y el presente, así
Como aun, duele llevarte clavado en mi mente
Duele aun amarte
Duele no tenerte a mi lado
Como también no probar de tus labios.

Duele…
Duele el dolor
Duele mi alma, duele mi ser
Duele mi vida y el eco de tu voz
Tu mirada profunda
Como duele amanecer sin verte.
Duele el tan solo no tenerte…

¡Duele Amor!

Patrocinio Vargas

Dame tu mano de nuevo...

Enlaces a esta entrada
Dame tu mano de nuevo...
y olvidaré las veces que me dejaste caer.
Vuelve a darme calor...
y borraré todas las noches que estando a tu lado pase frio.

...Búscame otra vez...
y dejaré atrás los momentos en que me sentí perdido.

Mírame como antes...
y mis ojos volverán a reflejarse en los tuyos. Pon luz en mi vida...
y desaparecerá la penumbra que últimamente me dabas.

Llámame como ayer...


Patrocinio Vargas