lunes, 12 de octubre de 2009

Soneto



Esa mujer que se arroja fría
y lúbrica en los brazos, y a sus senos.
Me aprieta, me besa y balbucea
versos, rezos a Dios, votos obscenos.

Esa mujer, flor de melancolía
que ríe de mis pálidos recelos,
la única entre todas a quien di
caricias que jamás a otra daría.

Esa mujer que a cada amor proclama
la miseria y grandeza de quien ama
y feliz de mis dientes guarda huella.

¡Un mundo, esa mujer! Es una yegua
quizás, pero en el marco de una cama
nunca mujer alguna fue tan bella.

Vinicius de Moraes


2 comentarios:

  1. Hayyyyyyyyyyyyyy Viniciusssssss
    No podría ser otro el q escribe tan bien sobre la Mujer.

    Hermosa Imagen,
    Siempre impecable!!!un beso

    ResponderEliminar
  2. A todos nuestros seguidores y amigos: Os rogamos que leáis el último post publicado en el blog.
    Ante la negativa del concello (ayuntamiento) de Muxía de instaurar un premio para mayores blogueros, vuestras opiniones son de vital importancia para establecer las bases sobre las que poder continuar con el proyecto.
    Gracias por vuestra colaboración.

    ResponderEliminar

Con tus aportes creceremos juntos