jueves, 28 de enero de 2010

Poema





¿Deseas que te amen?
Nunca pierdas, entonces,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser,
y aquello que simulas, jamás serás.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el Amor... un sencillo deber.

(Edgar Allan Poe)

3 comentarios:

  1. excelente blog, lo añado a mis favoritos. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. G E N I A L !!!! No lo tenía al gran Edgar en esta faceta, emocionante por cierto.

    Saludo y beso.

    ResponderEliminar

Con tus aportes creceremos juntos