domingo, 16 de enero de 2011

Vendo mis ojos

Enlaces a esta entrada


Vendo mis ojos para no ver
el volcán y sus cenizas.
Parezco ciega de mi misma
iluminada por la luz que arde
como fuego en la hoguera.

Me duele el mundo en las entrañas...
Hoy... duelen mis heridas...
Universo de mi oído que escuchas
lo que en mi garganta llevo de tu voz.

De universo me visto todos los días...
para tus flamantes amaneceres...

Y así aspirando de tu aroma
voy ignorando los míos,
emanando los aromas de tu abismo.
Sos mi tacto porque en mí
acaricias y desbordas...

con tu infinita ternura .
Y siento en mi cuerpo la delicia
de tus manos entrelazadas en las mías.
protegiendo mis sueños y logros,
te cargo a mis espaldas...

Yo solamente soy el vivo trasmitir
de tus sentidos.
A veces la vida duele por las cosas
que fueron soñadas y no cumplidas,
esa eternidad interrumpida en la memoria
por la euforia de esta vida.

Marga Seone



sábado, 15 de enero de 2011

Un doloroso perdón

Enlaces a esta entrada
Asomaba a sus ojos una lágrima
y... a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y enjugó un llanto,
y la frase en mi labio expiró.

Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿Por qué calle aquel día?.
Y ella dirá: ¿Por qué no lloré yo?.

Es cuestión de palabras, y, no obstante,
ni tu ni yo jamás,
después de lo pasado convendremos
en quién la culpa está

¡Lástima que el amor un diccionario
no tenga donde hallar
cuando el orgullo es simplemente orgullo
y cuando es dignidad!


Gustavo A. Bécquer

domingo, 2 de enero de 2011

Sabrás que te quiero

Enlaces a esta entrada
Sabrás que te quiero,
en el silencio de este amor calmado...
en la agonía de la espera eterna...
cuando notes que estuve siempre a tu lado...


Sabrás que te quiero...
...Por mis mil “te quiero” tan callados...
por los días de silencio, en que con mi pensamiento
te envié mil veces dichas... te amo...


Sabrás que te quiero...
cuando te hable con tanta ternura...
cuando de mis labios recibas
solo bendiciones...


Sabrás que te quiero...
cuando estoy nerviosa y no se que mas decirte...
cuando mi voz calla
y mis adentros te gritan que te amo...


Sabrás que te quiero...
cuando pase el tiempo
y notes que me he marchado de tu vida...
en la forma mas callada y menos prevista...
cuando sin decir adiós
me aparte de ti con una tímida sonrisa...


Sabrás que te quiero...
Cada vez que leas mis poemas...
cuando veas que sigues siendo mi alegría
y mi más honda pena...


Sabrás que te quiero...
cuando en tu mas placido sueño...
yo llegue hasta ti
y en un leve eco te vuelva a decir te quiero...

Ana María Zaplana